''Dios te salve, Esperanza…'' y la Virgen paró las aguas

10/12/21 Cofrademanía A. Cañadas

Como el 1 de noviembre aquel por la Caleta. Igual. Así como la Virgen del Rosario salió al encuentro de La Tacita para decirle al mar que su empuje moría ante Ella en aquel mismo instante, cuando Lisboa se venía abajo ante el temblor de la tierra.

Tres siglos y medio después, la Virgen volvió a parar las aguas. Esta vez no fue un maremoto. Fue un chaparrón cargado de agua, de miedos, y de decepciones. Esta vez no se llamaba Rosario sino Esperanza. Esta vez no fue entre los rezos dedicados a un Simpecado, sino junto a un sencillo Ave María en la voz de un capataz emocionado al que replicaban sus costaleros. Santo y seña: “Hay que tener Fe.” Dicho y hecho. Se apagó la lluvia. La Virgen paró las aguas. Otra vez. Esta vez en Jerez de la Frontera.

Antes, los preparativos. La ilusiones. Las papeletas de sitio y los ensayos. Una petición al obispo que encontraba buen cauce y un proyecto aprobado de celebrar Triduo extraordinario en la Catedral como víspera al 18 de diciembre, tras llevar a la Virgen a presidir la pontifical de la Purísima. ¿Por qué no? La vieja maquinaria otra vez engrasada ante la sola idea de volver a pensar en cofrade después de la pandemia… y también cuarto y mitad de agradecimiento a todos los hermanos que hace un año tuvieron que vivir desde casa el traslado de la Esperanza a San Miguel, sin más compaña que la de media junta de gobierno.

Luces, música, y acción. La espera del viejo gozne anunciador de salida a la calle… pero la madrugada llegaba metida en agua tal y como habían augurado las pitonisas que viven dentro de los teléfonos. ¡Qué mala suerte de nuevo, esta vez en medio de una sequía severa! Pero así es Dios de juguetón, cuando nos quiere hacer ver que lo importante no vive entre inciensos y corbatas, sino en la simple mirada de los que necesitan tanto y tanto.

Cinco minutos. Diez. Quince. Hasta veinte. Y por fin la puerta abierta para asomar a la Empedrada esa mirada de canela que vale un imperio y medio Cielo. ¡La Yedra sale..! Se anunciaba a los grupos de wasap. ¡Sale la Esperanza! ¡Pon Cofrademanía! ¡Vente corriendo...! y así un mensaje tras otro cruzando la ciudad y también media provincia, a lomos de la técnica. Y la Yedra salió. Sonó la marcha con forma de nana o la nana con forma de marcha que un día creara Andrés Muñoz, y después el himno de Cepero medio chapurreado por las gargantas que sólo atinaban a llorar y a seguir llorando. 

Nervios fuera. La tranquilidad abiréndose paso poco a poco hasta llegar al frontal del palio. ¡Pararse ahí! Comienza una guitarra. Es el coro de la hermandad.''Estaba Santa María en una piedra sentada...''. Como todos los años por diciembre. Igual que cuando la Esperanza cruza su barrio en Rosario de la Aurora... Y entonces, volvió la lluvia. Un chispeo de medio segundo seguido de cuatro goterones malages, y enseguida un chaparroncito de esos tontos que te hacen dudar de todo y de todos. 

Manolín lo tuvo claro. ''Para atrás''. Tomás tocó el llamador. ¡Volverse!. Pero alguien llegó pidiendo calma donde era imposible que la hubiera, y entonces, el capataz, impotente ante la situación, hizo lo que la humanidad lleva haciendo veintiún siglos. Rezó: "Dios te salve, Esperanza, llena eres de Gracia...".

El resto ya lo conocen ustedes. E
l cielo asomó un añil de amanecida, y el hermano mayor soñó su Catedral presidida por el palio verde de las madrugadas, después de vivir una mañana absolutamente maravillosa. Y entonces, dio la contraorden, y la Virgen siguió de frente. Porque al fin y al cabo ¿quién era nadie para decir otra cosa, después de que la misma Esperanza ordenara detener las aguas?

Noticias Relacionadas

Este viernes, ''María, mujer de Fe''

Cofrademanía

Este viernes, ''María, mujer de Fe''

Cofrademanía | 20/05/22
Advertisement

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez