¿Desmembrar el legado de Juan del Río?

02/08/23 Cofrademanía Cofrademanía / A. Cañadas

José de Arce firma el apostolado completo que se puede admirar sobre los pilares de la Catedral de Jerez. Uno de los atractivos sin duda del primer templo de la ciudad y de la Diócesis de Asidonia, ya que forma parte del conjunto realizado a mediados del XVII para la Cartuja de Santa María de la Defensión. Estos apóstoles formaban parte del programa iconográfico del Retablo Mayor del cenobio cartujano trazado por Alejandro de Saavedra en 1636 y dorado por Miguel Parrilla en 1639, retablo rematado por un imponente crucificado del mismo autor, que desde 2009 -tras ser restaurado por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH)- preside el presbiterio de la seo jerezana.

Ese fue precisamente el año en el que monseñor Juan del Río Martín, segundo de los  obispos que ha tenido Jerez, confirmó que todas estas imágenes pasarían a formar parte del tesoro catedralicio. Para ello y tras la restauración del Cristo de Arce, el día 6 de marzo firmó un convenio con la Diputación de Cádiz presidida entonces por Francisco González Cabaña, mediante el cual se garantizaba la viabilidad para que la empresa Ressur acometiese esta intervención en tres etapas.

Fue el propio D. Juan quien argumentó la "gran sensibilidad de Diputación para la firma de un acuerdo que permite poner en marcha el proyecto de abrir a las visitas cinco templos de Jerez como son Catedral, San Miguel, San Marcos, San Dionisio y Santiago” añadiendo que “el Cristo de José de Arce presidirá pronto el Altar Mayor de la Catedral junto a un apostolado único por su volumen, expresividad y riqueza artística", significando por último que no se trataba “sólo de un convenio con el Obispado sino con la ciudad de Jerez, porque redunda en beneficio suyo".

Con esta decisión culminaba además una historia no exenta de traslados y movimientos de este amplio conjunto, que comenzó en 1835 con la Desamortización de Mendizábal, fecha en la que las imágenes llegaron por primera vez a la Catedral, para ser depositadas en diversas estancias. 

En 1948, una vez regresaron a Jerez los cartujos, la Orden reclamó sus bienes comenzando el regreso de los apóstoles al monasterio para ser ubicados sobre los pedestales de madera de imitación a la piedra que actualmente se encuentran en la Catedral, pero no en el Retablo Mayor sino en la Sala Refectorio, donde permanecieron junto al Cristo hasta la definitiva marcha de Jerez de los hijos de San Bruno en otoño del año 2001, a pesar de la firme oposición a ello del obispo Del Río, quien tras esta dolorosa pérdida consiguió no obstante en 2002 ubicar en la cartuja, a la Orden de las Hermanas de Belén. 

Una relación que puede romperse

Pues bien, esta relación indivisible del Cristo y el apostolado puede tener sus días contados, si prospera una iniciativa que parece estar tomando forma en las últimas semanas y que no es otra que la posibilidad de que el crucificado de José de Arce sea sustituido en su actual ubicación, por la imagen del Cristo de la Viga.

Esta idea fue planteada a la cofradía del Lunes Santo tras la pasada Semana Mayor por D. Luis Piñero, responsable de la  mayordomía de la Catedral, aunque aún no ha sido ejecutada ya que desde la corporación nazarena entienden que tanto la subida como la bajada del Cristo de la Viga a este emplazamiento debe contar siempre con las máximas garantías de absoluta seguridad, a lo que debe sumarse el cambio de estructura para ambas cruces, ya que la actual es cilíndrica y la del Cristo de la Viga es cuadrangular.

De hecho, fuentes de la Hermandad de la Viga consultadas por Cofrademanía, nos aseguran que desde la cofradía se ha diseñado un instrumental que haría posible este periódico movimiento de la imagen tanto para su besapiés como para la salida procesional, aunque el costo del mismo no es precisamente barato, lo que de momento no puede asumirse por los cofrades catedralicios que por otra parte, son ciertamente reacios a ver al Cristo fuera de su altar, aunque asumiendo de antemano la debida cordialidad con el Cabildo solicitante.

¿Y el Cristo de Arce?

Además, en caso de que esta idea llegase a salir adelante, aún quedaría por resolver otra cuestión: ¿qué pasaría con el crucificado de José de Arce?

La respuesta parece llevarnos a un templo muy distante al centro, ya que entre buena parte del clero de la ciudad ha trascendido ya el nombre de la Parroquia de San Juan Bautista de La Salle y Nuestra Señora de la Estrella -la ‘parroquia de Hipercor’ en la que ejerce como párroco el actual deán del Cabildo Catedral, D. Miguel Ángel Montero- como destino final a esta imagen.

¿Supondrá esto la definitiva separación del conjunto diseñado en su día por el imaginero flamenco José de Arce? ¿Renunciará la Catedral jerezana de esta forma a seguir manteniendo vivo el magnífico legado artístico que nos dejara monseñor Juan del Río Martín y que tanto esfuerzo económico para la diócesis supuso a finales de la primera década del siglo XXI?

No tardaremos mucho en conocer estas respuestas, como tampoco tardaremos -a buen seguro- en conocer lo que los magníficos expertos en Historia del Arte que tenemos en Jerez, tendrán que contarnos al respecto.

Noticias Relacionadas

Beatificación del Padre Torres Padilla

Cofrademanía

Beatificación del Padre Torres Padilla

Cofrademanía | 25/06/24
‘Nazareno de Arahal’ firma con el Cristo del Amor

Cofrademanía

‘Nazareno de Arahal’ firma con el Cristo del Amor

Cofrademanía | 25/06/24
Advertisement

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez