El Juli indulta al sexto, Morante corta dos orejas, y Paquirri se va de vacío

19/05/19 Cofrademanía Jaime Sánchez

En la tarde de ayer sábado, la Plaza de Toros de Jerez celebraba su última corrida de abono correspondiente a la Feria del Caballo de 2019, en una plaza que presentó más de tres cuartos de público; los diestros Francisco Rivera “Paquirri”, Morante de la Puebla, y Julián López “El Juli”, lidiaron toros de Garcigrande y Domingo Hernández, en una tarde fresca y con rachas de viento desagradable.

La corrida la abrió “Paquirri”, que volvía a los ruedos tras su retirada en Ronda en 2017, formando parte de un cartel exigente. El matador de la saga Rivera Ordóñez obtuvo el silencio de un público que no estuvo contento ni con su faena, ni con su cuadrilla; la cual, en el tercio de banderillas de ambos toros, no supo poner un par de banderillas de forma correcta. Lo mejor de su primer toro fue la estocada que acabó con el silencio del público.

En el cuarto y segundo de su lote, apareció un torero desdibujado pero con destellos de veteranía frente al morlaco. Más de lo mismo en el tercio de banderillas y algunos muletazos, para dejar una faena que no se hiló fino y que acabó con una estocada y silencio.

José Antonio “Morante de la Puebla” volvía un año más a Jerez, tras su fugaz retirada. El diestro luchó contra el viento en la faena de capote, y tras un puyazo protestado, tiró de naturales con la muleta y se gustó arrimándose al toro. El fallo con el acero hizo que Morante solo se llevara una ovación.

En el quinto toro, las cosas cambiaron para mejor; el torero de la Puebla del Río dejó chicuelinas con el capote, y empezó la faena de muleta sentado en el estibo y posteriormente con la rodilla en tierra. Los primeros olés desde el tendido y la música, crearon esa atmósfera donde el diestro se explayó. Naturales y varias series acabaron con una buena estocada que tuvo como premio los dos trofeos y la puerta grande.


El tercero en cartel era Julián López “El Juli”, quien tiró de verónicas y chicuelinas para recibir al primero de su lote; el público se entregó al madrileño, y la muleta en redondo y al natural fue una faena que acabó con un pinchazo pero con oreja para el diestro.

En el sexto toro, “El Juli” indultó al Garcigrande, “Corchero” de 460 kilos; fue el morlaco que toreó el matador de San Blas, un toro que derribó al caballo y que fue toreado a placer por el maestro, poniendo en pie al público del coso de la calle Circo; el mismo que pidió el indulto y que finalmente, tras el pañuelo de naranja, tiró de palmas por bulerías mientras que el matador conducía al astado a toriles.


Ficha:

Plaza de Toros de Jerez: Más de tres cuartos de plaza.

Francisco Rivera “Paquirri”: Silencio y Silencio.

Morante de la Puebla: Ovación y saludo; y dos orejas.
Julián López “El Juli”: Oreja e indulto (dos orejas y rabo).

Toros de Garcigrande y Domingo Hernández: Bien presentados, juego desigual. El tercero se llevó una ovación en el arrastre y el sexto fue indultado.

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez