''El Pasaje de la vida'' por Martín Gómez Moreno

12/07/18 Cofrademanía Martín Gómez Moreno

Corrían los años 90, pero si queremos ponernos románticos y utilizar algo que hoy esta muy de moda, sobre todo para creernos parte de la historia, o buscar esa similitud de pertenencia a otra época, otro tiempo, el de las fotografías en sepia o blanco y negro, podríamos decir que allá a finales del pasado siglo… Lo que sí es verdad, es que hace aproximadamente veintitantos años, lo que viene a ser un abrir y cerrar de ojos, un grupo de amigos se reunían casi siempre los viernes, en el tabanco “El Pasaje”. Qué verdad posee el dicho que dice “…como pasa el tiempo…”, pasa inexorablemente, dejando atrás cosas buenas y menos buenas, recuerdos entrañables, vivencias inolvidables y amigos que aunque hoy queden algo más distanciados, nunca dejaron de serlo.

“El Pasaje”; qué de recuerdos; el sitio ideal, “el paraíso” para estos amigos, que estaban empezando a hacer y decir cosas que comenzaban a calar en el mundo de las cofradías, tal como se hacen las cosas en nuestra tierra, ante vasos de vino y como notario mudo de todo lo que pasaba, “el tabernero” o “el tasca”, como queráis llamarlo. Un personaje que aunque siempre estuvo en segundo plano, siendo respetuoso y discreto, era testigo de nuestra pequeña pero valiosa aventura. Allí, nos dábamos cita principalmente, Andrés Cañadas, Ángel Rodríguez Aguilocho, Miguel Jaén, su hermano Manolo, Pedro Cross, o el que firma este entrañable recuerdo.

Tal como su nombre indica: “El Pasaje”, porque en la vida, todo pasa, y todo llega. Y sobre todo, nos la pasamos atravesando “Pasajes” que conforman al final nuestra propia existencia. Tanto para los anteriormente citados, como para mí, “El Pasaje” no ha terminado aún, pero sí para nuestro “notario” particular (le llamo así por ser testigo de esa revolución costalera y cofrade que comenzaba a gestarse). D. José González, 'Pepe'. Para él, si ha concluido. De la misma manera que nosotros, jóvenes inquietos, salíamos a calle Mesones, para pertrecharnos de exquisitas viandas de la charcutería “Reyes” (que si Pepe era nuestro particular notario, el tocino de jamón, el queso y los chicharrones, eran nuestro jurado popular), de esa misma manera, tú, entrañable Pepe, ya has atravesado “El Pasaje” de la vida y has salido a la calle Mesones del Cielo. Ahí te encontrarás con otros queridos cofrades que al igual que tú, ya gozan de una maravillosa tertulia eterna.

Se formó un equipo, que sin saberlo ni sus propios miembros, son una parte parte de la reciente historia de nuestra Semana Santa. “El Pasaje”, se convirtió en nuestro pequeño santuario; sus sillas y sus gastadas mesas de formica, en nuestra sala de cabildos… y todo esto, gracias a quien ya nos ha dejado: D. José González. Por eso, vaya desde estas lineas nuestro más sincero agradecimiento, y nuestro pequeño homenaje, de los que aún seguimos atravesando “El Pasaje” de la vida.

Noticias Relacionadas

Sábado de Exaltación a la Santa Cruz, en Capuchinos

Cofrademanía

Sábado de Exaltación a la Santa Cruz, en Capuchinos

Hermandad de la Defensión | 13/09/19
''Las cofradías deben blindarse'' por Álvaro Ojeda

Cofrademanía

''Las cofradías deben blindarse'' por Álvaro Ojeda

Álvaro Ojeda | 13/09/19

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez