''La eterna lucha entre la Fe y el fanatismo'' por Andrés Cañadas

09/09/18 Cofrademanía A. Cañadas

Como suele suceder cada vez que sale la Virgen del Rocío, la estela que nos deja su difuminada imagen tras la procesión del pasado sábado, se llena de pensamientos de todo tipo, que van de un extremo a otro, con la misma facilidad con la que la Pastora va o viene, según lo entiende la particular forma de llevarla del pueblo de Almonte.

Sabíamos, porque así se nos había hecho llegar durante los últimos meses, que era intención de la Hermandad Matriz, o al menos de su presidente, que la Virgen saliera lo más cerca posible del alba, a fin de que las nuevas generaciones de rocieros, aprovechando lo particular de la cita, y lo extraordinario del evento, pudieran conocer aquello que sus mayores siempre cuentan, aquello que habla de luces de la aurora, y de amaneceres por la marisma.

Pero no. Los que llevan a la Madre no quisieron hacer caso, y en un nuevo ejercicio de ¿fanatismo quizás? sacaron a la Virgen el viernes por la noche, para recogerla en su Ermita precisamente a la hora a la que debiera estar saliendo. Algo inconcebible.

A partir de aquí, ustedes podrán pensar -y con razón- que esto precisamente es el Rocío. Pues sí. Este es el Rocío que siempre conocimos, y es el Rocío que conoceremos siempre. Un Rocío de amor a la Reina del Cielo. Un Rocío de esperanzas y de multitudinaria devoción a la Divina Pastora almonteña.. pero un Rocío también lleno de insensibilidad, donde una y otra vez, lo mejor, y también lo peor, llega cuando la Paloma vuela sobre su aldea. Absurdo.

Noticias Relacionadas

Lo que el ojo sí vio: El 'saquito' de la Virgen

Cofrademanía

Lo que el ojo sí vio: El 'saquito' de la Virgen

A. Cañadas | 19/09/19

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez