Lo peor de la Semana Santa (y VI): 'Bipolares'

23/04/15 Cofrademanía Andrés Cañadas

..y así llegamos al final de esta colección, que podría ser mucho más larga, o quizás mucho más corta, ya que al fin y al cabo, esto es simplemente, cuestión del cristal con el que se mire. Abordamos un último capítulo, que bucea en el doble rasero que muchas veces se usa en el mundo capirotero jerezano, o el que simplemente puede observarse al tránsito de nuestras cofradías, cuando hacen gala de un exquisito uso de bipolaridad cofradiera.

¿Qué significa esto? Pues significa, que en ciertas ocasiones, las cofradías que parecen de un corte terminan siendo de otro, o al menos, terminan compartiendo formas y no ajustándose a un único modo de ser y de existir. Es lo que ocurre cuando un paso de Cristo, por ejemplo, lleva un cortejo de hermandad de negro, serio y riguroso, mientras que el paso de palio lleva un cortejo 'mucho más aliviado', o lo que ocurre cuando algunos capataces, o sobre todo, contraguías, se empeñan en airear a grito limpio, lo que debieran ser órdenes silenciosas y opacas. Bipolares.

Pero no nos centremos sólo en ese detalle, fácilmente arreglable. Vayamos más lejos. ¿Qué me dicen del público que va a San Miguel a ver salir al Santo Crucifijo, y guarda tanto silencio, que hasta se molesta por la respiración del que se tiene al lado, y luego baja a ver a las Cinco Llagas, y no se calla ni debajo de agua? ¿Por qué este mismo público, calla y medita al paso de una cofradía por una calle estrecha, y charla sin parar cuando se abren las plazas y los espacios? Otro claro ejemplo de bipolaridad andante.

Más. La Semana Santa en sí. La que empieza con fuerzas y ganas, y gente de acá para allá, y cofradías llenas de entusiasmo y vitalidad.. para terminar con un Sábado Santo ausente de capirotes sin motivo alguno, y un Domingo de Resurrección que a duras penas se sostiene, y eso que aún quedan los valientes de la Catedral.. intentando aportar algo de luz cofradiera -nunca mejor dicho- al cierre de nuestro calendario procesional. Semana también bipolar, pues.

Y como cierre a esta reflexión, y así nos vamos, algunos ejemplos más. Uno, la ciudad en la que vivimos, y sobre la que escenificamos nuestra Pasión andaluza. La misma que es capaz de albergar una plaza de ensueño, como es la Plaza de la Asunción, y junto a ella, un puesto de hamburguesas y perritos. ¿Lo entienden? Dos: los cofrades, muy pero que muy cofrades, que al paso de una imagen, se dedican a buscar saludos con la mirada en la presidencia de la cofradía,  -o entre la gente de negro- en vez de bucear en las profundidades misteriosas que nos enseñan las devociones del pueblo. Incomprensible también. Y tres: el famoso balcón de la Carpintería Baja, que miren ustedes si era también bipolar, que unos días crecía, y otro menguaba, según el paso que pasara por allí. ¡Óle joé!

En fin. Hasta aquí nuestras impresiones sobre lo que entendimos, fue lo peor de la pasada Semana Santa, la que, no obstante, volvió a ser maravillosa, y sin duda alguna, una de las mejores que hemos conocido.

PD: Ah, y por cierto, de la bipolaridad de los medios de comunicación, también hablaremos otro día, si a ustedes les parece bien. ¡Sean felices!

Noticias Relacionadas

Esta será la medalla para la Patrona

Cofrademanía

Esta será la medalla para la Patrona

Cofrademanía | 22/09/19
Todos los meses, de besapiés

Cofrademanía

Todos los meses, de besapiés

Cofrademanía | 22/09/19
Domingo de Rosario de la Aurora en La Granja

Cofrademanía

Domingo de Rosario de la Aurora en La Granja

Cofrademanía | 21/09/19

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez