Un extraordinario encuentro con el Prendimiento

09/07/19 Cofrademanía A. Cañadas

Todo resultó extraordinario, que era de lo que se trataba, al fin y al cabo. Con esa premisa llevaba bastante tiempo trabajando la Hermandad del Prendimiento, y con esa ilusión se esperó, para conseguir lo que al final se consiguió este pasado sábado 6 de julio.

Porque extraordinario fue lo que la cofradía nos presentó con sus dos pasos. El primero, el del Señor, sólo acmpañado de los dos sayones y olivo pequeño, rememoró la antigua estampa en blanco y negro de aquel paso feote del siglo XIX, en el que resultaba evidente que lo mejor era la imagen de Cristo. La evolución de los tiempos nos permitió llegar a la estética de hoy, así que un vistazo al pasado no estuvo mal, gracias al paso hoy perteneciente a la Hermandad del Dulce Nombre de Arcos, en el que lo bueno sigue estando en el canasto, y el resto es manifiestamente mejorable.

Extraordinaria también, fue la contemplación del mini palio que se le preparó a la Virgen del Desamparo, con las primitivas bambalinas en plata de la cofradía, hoy pertenecientes a la Hermandad de la Sagrada Cena. Un acierto lo de los seis varales y la corona de plata, si bien echamos de menos que el resto de elementos, hubiesen sido de más consonancia decimonónica, ya que esa fue la línea por la que se optó en el primero de los pasos. De todas formas, ver como remate a todo, el manto de la Virgen de las Angustias, de la sevillana Hermandad de Los Gitanos, valió la pena, y también resultó -obviamente- extraordinario.

Extraordinaria fue la elección de itinerario. Salir hacia San Juan y bordear los límites de la parroquia, nos permitió llegar ante las cofradías de la Vera Cruz y del Cristo del Amor, cuya dolorosa, la Virgen de los Remedios, en tiempos dolorosa del templo de Santiago, nos recuperó otra estampa extraordinaria, con la Señora colocada bajo el altar gótico al que muchos aún recuerdan como 'el cucurucho', en el que algo tuvo que ver la priostía de la Hermandad del Rosario de Bornos, ya que fue el que se colocó en el altar del Corpus de Plaza de la Yerba, el pasado 23 de junio.

Extraordinario fue otra vez el paso por La Victoria. No sólo porque de nuevo tocara allí momento musical y la Virgen de la Soledad presidiendo un altar en la puerta, que es algo que ya hemos vivido otras veces, sino sobre todo, porque fue el sitio donde la gran mayoría del público llegado a Jerez de noche para disfrutar de esta procesión, se agolpó como hacía tiempo que no se veía en esta ciudad, para esperar a la cofradía y acompañarla desde allí, hasta Santiago.

Una procesión extraordinaria, en definitiva, en la que pusieron los sones, la Banda de Cornetas y Tambores del Gran Poder, de Granada, y la del Nazareno, de Rota, que finalizó a las tres y media de la mañana con el barrio repleto de gente, tras haber viviso una noche fabulosa, de esas que se recuerdan mucho tiempo.

Y por cierto, extraordinario también -y una vez más- el hecho de que Jerez se llene un sábado sí, y otro también, para ver cofradías, algo que ocurre cualquier sábado del año, menos uno. Ustedes ya me entienden... extraordinariamente...

Noticias Relacionadas

Sábado de Exaltación a la Santa Cruz, en Capuchinos

Cofrademanía

Sábado de Exaltación a la Santa Cruz, en Capuchinos

Hermandad de la Defensión | 13/09/19
''Las cofradías deben blindarse'' por Álvaro Ojeda

Cofrademanía

''Las cofradías deben blindarse'' por Álvaro Ojeda

Álvaro Ojeda | 13/09/19

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez