‘’Yo se lo voy a pedir, a ver si la Virgen me cura esta pierna’’

20/08/19 Cofrademanía A. Cañadas

Como un sueño sereno que de tan esperado, llegó y se fue sin tiempo apenas para haberlo saboreado a gusto. Como una estrella fugaz. Como un cometa que pasa junto a la tierra cada setenta y cinco años. Como uno de esos suspiros que de vez en cuando se nos enganchan en el pecho, hasta salir entre dolores en el alma...

Así fue el traslado de la Virgen del Rocío. Así fue la Venida de la Señora hasta su pueblo de Almonte. Un traslado que no comenzó este pasado lunes. Lo hizo hace tiempo. Hace mucho tiempo. Lo hizo cuando un joven del pueblo se atrevió a Imaginar un traje nuevo para su Pastora. Lo hizo cuando en la Hermandad Matriz dieron por bueno el relevo en su dirección, al tiempo que ya se trabajaba junto al Ayuntamiento en todo lo que habría que realizarse. 

Lo hizo cuando al taller de Navarro Arteaga llegó el encargo de dar forma al frontispicio de la Catedral efímera. Lo hizo cuando se diseñaron los cultos de este Rocío Chico. Lo hizo cuando en tantos rincones del mundo se comenzaron a hacer planes para este mes de agosto. Lo hizo cuando se supo del nuevo Año Jubilar. Lo hizo cuando la Virgen llegó a su Ermita el pasado Pentecostés. Lo hizo cuando en algunos despachos se empezaba a hablar de esta cita. 

Lo hizo cuando Alberto García Reyes inició su pregón de la Venida. ¡Y qué semblanza, Dios mío! Lo hizo cuando Fernando Vaquero pintó el cartel... ¡y qué cartel! Lo hizo cada vez que Rafa Serna regateaba a la negrura para terminar a tiempo el Himno del Centenario de la Coronación, que no es sino el Himno de la propia historia del Rocío, por los siglos de los siglos... ¡gracias maestro..! y lo hizo también cuando mi hermano Óscar dio forma junto a ‘Mamé’, a una foto que ya es histórica por todo lo que enseña y lo que dice. 

Así fue -por ejemplo- como nació este traslado por el que ya toca dar gracias siete años después, entre disparos de escopetas y trabucos, bendita tradición que nunca deberá de perderse, porque los escopeteros de Almonte son los mejores heraldos para días como estos... y ahora, a reposar la presencia de la Virgen entre los suyos, con esa calma con la que solo se sabe vivir en sitios así. 

De hecho, después del gentío y de polvo por el viejo Camino de Los Llanos, después del salto templado por los santeros, después de las prisas por no perderse nada, después del Pañito y del Capote, después de las Salves, después del Chaparral, después de la procesión por el pueblo, y después del sol en lo alto vistiendo de Rey al Pastorcito en brazos de su Madre... llegaron los de la tele -qué gran trabajo de todos los medios- y a un señor del pueblo, en la puerta de la parroquia de la Asunción, le preguntaron por todo esto... y su respuesta fue como tenía que ser, un auténtico catálogo de teología popular...

- “Yo sólo le voy a decir a la Virgen, que a ver si puede curarme esta pierna que me duele tanto.”

Así que ya no hace falta seguir escribiendo nada más, y por eso, que ¡Viva la Virgen del Rocío, Pastora de las Marismas, Patrona de Almonte, y Madre de Dios! y gracias al Cielo por haber tenido la suerte de estar aquí una Venida más para poder contarlo. 

Noticias Relacionadas

Domingo de Rosario de la Aurora en La Granja

Cofrademanía

Domingo de Rosario de la Aurora en La Granja

Cofrademanía | 21/09/19
Inmaculada Cáliz, pregonera de Jesús Nazareno

Cofrademanía

Inmaculada Cáliz, pregonera de Jesús Nazareno

A. Cañadas | 20/09/19

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez